Certeza

Tramonto

En noviembre, a las 18.15, el sol se desangra sobre Granada. Bajo la cuesta de Cartuja. Se oculta el rojo detrás de los edificios de Real de Cartuja; así que me dirijo rápidamente hasta la avenida del Hospicio. De nuevo lo veo, herido, sobre el Hospital Real.

Ya, en los jardines del Triunfo, saludo a María: “qué guapa estás, te queda muy bien este telón de fondo”. Sigo su rastro por san Juan de Dios y Gran Capitán; que vuelvo a perder en  Carril del Picón, para aparecer en Obispo Hurtado. Cruzo Camino de Ronda, José Recuerda; hasta dar en Arabial con la verja del Parque García Lorca. Ahí permanezco un rato, contemplando las últimas pinceladas de naranja, rosa, violeta. Cuando ya es azul, vuelvo a casa sobre mis pasos. Agradecida por Tu regalo.

Seguramante Dios existe. Me lo dice cada tarde con el cielo que pinta para mí.

© P. Vidal, 20-01-09.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios anónimos no serán publicados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s