El Murillo perfecto de tus lienzos

(…) Cuando tengo confieso yo deberos;
por vos nací, por vos tengo la vida,
por vos he de morir, y por vos muero.

(Garcilaso, soneto V)

De una madre, para querer a una Madre. Tus bosquejos de Murillo, tubos de pintura apretados, magia de colores en la paleta.
– “Dile que la quieres, Ella es tu Madre”.
– “¿Y tú?”.
– “Ella más”.

Lección aprendida.

© P. Vidal.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios anónimos no serán publicados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s