Tu mirada

El mar y las estrellas esponjan el alma
pero nada hay tan amable como tu mirada.

Tu mirada desprende luz blanca
que puede iluminar la noche más oscura.
Da tanto calor
que puede derretir la más fría
de las soledades.

Es tan acogedora,
que siempre apetece volver.

Tu mirada tiene los brazos abiertos
porque no se cansa de esperar.
Es como un nido del que
es imposible macharse.

Sonríe porque sabe querer.
Es tan limpia
que puede iluminar mi vida.

Tu mirada es un río tranquilo.
Le robaría el cauce a ese río
Para que me inundase.

Tu mirada es tan amable,
que pasaría la vida
contemplándote.

02/09/2004

© P. Vidal. (Texto)

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios anónimos no serán publicados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s